8º pumse - arm drag, luxación cuello, luxación muñeca




Secuencia sacada del taeguk pal chang, 8º pumse de taekwondo WTF, necesario para pasar de cinturón marrón a cinturón negro 1º dan.




bande momtong jirugui, ese golpe de puño convencional...
Posición ap kubi.



Pivotando sobre el pie adelantado, cruzamos los brazos preparando oe santul maki



Finalización de oe santul maki, posición ap kubi
¿Es oe santul maki realmente un doble bloqueo cuando te atacan desde sentidos opuestos? No es muy realista esa visión, me parece a mí, aunque, claro, en la conformación de un arte marcial sus creadores (en plural, sí) han indagado tanto que el arte no tiene por qué aparentar lógica o coherencia. Hay que tener fe ciega en lo que nos dicen, ¿no? (es ironia, por si acaso).



Iniciamos dangkiok tok jirugui (agarras de los pelos al uke y le metes un uppercut)




Finalización de la técnica desde otro ángulo.


La aplicación de hoy



Empezamos con la interpretación de ese momtong bande jirugui. La mano que tira (hikite en japonés) es un arm drag. La mano derecha que sería el puño busca alcanzar la espalda del uke.




El arm drag consiste en tirar en diagonal en 45º sobre la vertical. Cogemos del triceps del uke y tiramos abajo y cruzado. No sólo abajo ni sólo cruzado. Insisto: tiene que ser abajo y cruzado.
A la vez, la posición ap kubi nos indica un desplazamiento buscando la espalda del uke.




Aquí vemos cómo cruzar los brazos para ejecutar oe santul maki tiene otro sentido



Al abrir nuestro pecho para finalizar oe santul maki podemos luxar su codo (mune gatame, no recogida esa variante en estas imágenes), o forzar su cuello



Aquí le doy otro uso diferente al dangkiok tok jirugui: Desde esa posición de partida con oe santul maki me sirve para practicar una luxación de muñeca.






Esa parte de uppercut del dangkiok tok jirugui a que me refería más arriba, me indica que con la mano cerrada hago una presión sobre su mano, consiguiendo una dolorosa luxación de muñeca.

Atención, el pulgar de mi mano no está junto al dedo índice, sino en la parte de abajo de su muñeca.

Tampoco se entrelazan los dedos de mis manos.

Además, dirijo los dedos de su mano hacia su tronco, no hacia abajo.

Nuevamente doy las gracias a mi solícito y sufrido uke, Fer, y a nuestro supercameraman, Rubén, por las imágenes y la cesión del tatami, el garaje del infierno (hombu garaje), sito en Colmenar Viejo, así como bebidas y panceta.